Los términos astas y cuernos se suelen utilizar para designar un mismo elemento. Esto es erróneo debido a que uno hace referencia a una cosa y otro a otra. Deja lo que estés haciendo y descubre un montón de cosas que te hemos preparado para el día de hoy.

Astas y cuernos, diferencias a tener en cuenta

Las astas hacen referencia a un tipo de estructura ósea en forma de ramas que sobresalen de los huesos de la mayoría de los animales. Por otra parte, los cuernos son también un tipo de proyección ósea que destacan por encima de esos huesos; sin embargo, no son formas ramificadas. Aquí encontramos la primera gran diferencia entre astas y cuernos.

Como curiosidad, deberías saber que las astas consiguen mudarse cada año o mientras el animal está en una etapa de juventud. Los cuernos son permanentes, lo que tienen que servir para toda la vida. Sin excepciones.

Las astas tan solo tienen presencia en los animales que son machos y su crecimiento queda regulado por las hormonas que se producen en los testículos. Además, su morfología puede y debe varíar de una especie a otra. De nuevo, apreciamos otra diferencia entre astas y cuernos. Se trata de que los cuernos los tienen los machos y algunas hembras. Estas hembras los tienen pero, con una pequeña variación en su tamaño y en su forma.

astas y cuernos

Fases de las astas

Debes saber que la fase más importante comienza justo antes de la época de apareamiento. Una vez que las astas llegan a la fase final, los vasos sanguíneos se comprimen de manera que la borra muere y empieza a quitarse. De debajo de la borra empieza a formarse la cornamenta en perfecto estado. Un ciervo, por ejemplo, notará un cierto escozor por el cuerpo y, frotará la cornamenta contro los matorrales que haya por el bosque.

La muda de las astas tiene lugar cuando los niveles de testosterona descienden por completo. Entonces, las astras se caen y vuelven a salir otras nuevas. El nuevo par de astas crecerá rápidamente, volviendo a producirse este proceso de nuevo.

astas y cuernos

Curiosidades sobre los cuernos

Los antílopes de Norteamérica tienen unos cuernos muy semejantes a los de los bóvidos. Se diferencian en que se caen cada año. Por otra parte, los cuernos de las jirafas son parecidos a las astas pero jamás se caen.

En último lugar, deberías saber que los cuernos de los rinocerantes no están unidos al cráneo y emergen desde las papilas dermales.

Llegamos al final de este artículo y, esperamos, que te haya resultado interesante saber las diferencias entre astas y cuernos.

astas y cuernos