En el mundo existen diversos lugares que nos dejan perplejos cuando los visitamos y cuando conocemos su historia. Unos de estos lugares majestuosos es el monasterio de meteora. Estos se encuentran en Grecia y forman parte de la Iglesia Ortodoxa Griega.

Este sitio alberga muchos secretos y son uno de los monumentos más importante de dicho país. Algunos no los conocen en su totalidad. Hoy en esta sección te hablaremos de todo lo que tiene que ver con este famoso monasterio. Como siempre no te pierdas esta valiosa información, la cual en clase de cultura general algún día te puede servir.

monasterios de Meteora

Monasterios de meteora y su historia

Se estima que fueron construidos en el siglo XVI, como principal objetivo se construyó este lugar como un método de fuga más rápido para los turcos. Este lugar les sirvió para alojarse, aunque Vivian como ermitaños por lo incomodo del lugar.

El lugar de meteora no fue elegido al azar, según sus creencias, el pueblo podía estar cerca de su dios, el cual les ofrecería protección. Sin embargo, si a creencias vamos, los monasterios estaban ubicados a poco más de 500 metros.

monasterios de Meteora

En 1344 Athanasios Koinovitis, miembro del monasterio del Monte Athos, fue expulsado. Seguidamente a sus alrededores, donde quedaron las cuevas de los turcos, fundo el monasterio de Meteoron, objetivo de estudio el día de hoy. Este lugar fue muy simbólico para ellos. De hecho era tan sagrado, que solo tenía una entrada, por medio de una escalera, la cual retiraban para hacer sus sermones.

monasterios de Meteora

Segunda guerra mundial

Los ejércitos durante la segunda guerra mundial se expandieron por toda Europa, los del Eje, arrinconaron a los solados griegos. Estos se escondieron en algunos de estos monasterios, los cuales fueron destruidos y robados.

A raíz de estos eventos el pueblo de Kalambaka fue agredido fuertemente. A pesar de todos estos ataques, el pueblo y el monasterio fueron reconstruidos. En el año de 1988, este lugar fue decretado patrimonio de la humanidad. De todos los construidos, solo hoy siguen erguidos 6, uno de los cuales es de monjas.

Para acceder  a estos lugares las mujeres deben ir bien cubiertas y con faldas, se les está prohibido el uso de pantalones. Para la limpieza y el mantenimiento de las áreas se cobra una entrada que se usa para estos fines.