Solemos ver a las personas que lloran como muy débiles o excesivamente emocionales. Sin embargo, las lágrimas son buenas y deberías hacerlo siempre que tengas la necesidad. Llorar es un acto que te permite demostrar tu emociones y retomar el control sobre ellas, y que además te puede ayudar de otras formas. Deja lo que estés haciendo y prepárate para descubrir un montón de cosas nuevas. Ponte cómodo.

Motivos para no dejar de llorar

Seguramente ya te habrás dado cuenta que después de llorar te sientes más libre y emocionalmente más estable. Esto se debe a que al llorar, tu sistema nervioso parasimpático es activado por los estímulos de las glándulas ubicadas en los ojos. Este estímulo envía un alivio positivo a través de todo tu cuerpo. Por esto, no es de extrañar que después de llorar largo y tendido te sientas aliviado y más relajado.

Otra razón por la que llorar es bueno es que este pequeño acto elimina la hormona adrenocorticotrópica (ACTH). Esto es una excelente noticia, pues cuando la ACTH se acumula en exceso puede ocasionar el síndrome de Addison. Este síndrome te hará sentir muy cansado, tendrás problemas de glucosa baja y depresión. Por suerte, al llorar eliminas de forma natural la ACTH, por lo que inmediatamente te sentirás más calmado y será más fácil controlar los picos de glucosa.

llorar

El conocimiento de más emociones tras llorar

Los animales tienen la capacidad de estar tristes. Sin embargo, en ellos este acto tiene una finalidad física bien específica: limpiar los ductos lagrimales. El ser humano es más complejo. Aunque las lágrimas ayudan a liberar tus ductos lagrimales, también te permiten entrar en contacto con tus emociones.

Puede parecer algo simple, pues seguro piensas que las lágrimas son buenas solo para eliminar la tristeza y este es apenas el primer paso. Cuando has eliminado tu tristeza o enojo, podrás entrar en contacto con la felicidad, la gratitud o la calma.

Por esto, cuando te limitas al llorar, estás ocasionando una lejanía con tus emociones. No es raro encontrar gente que luego de un largo tiempo sin llorar, tiene problemas para enfrentar otras emociones.

llorar

La conexión con otras personas

¿Cómo te sientes cuando ves el llanto a una persona? Tal vez te sientas un poco incómodo, pero también desarrollas cierta empatía. La mayoría estamos acostumbrados a no mostrar el llanto por temor a incomodar a los demás. Sin embargo, el llanto te acercará a quienes comparten contigo ese momento.

Durante y después del llanto es mucho más fácil hablar sobre los problemas y dejarlos ir. Luego de ello, encontrar la mejor solución se hace más fácil.

llorar